jueves, 5 de agosto de 2010

EL ESPIRITU DE 2016


EVEREST, "El espíritu de 2016".

El 21 de mayo de 2009, se cumplio el primer aniversario de la ascensión cordobesa al Everest. En el recuerdo se mezclan ya, la alegría de haber llevado a Córdoba a lo más alto, con el tremendo esfuerzo que suposo la expedición y la subida.
Fue una cumbre que compartimos con unos amigos con los que estaremos unidos para siempre. Entre ellos, el barcelonés Xavi Arias acaba de hacer cumbre (casi el mismo día un año después) en el Lhopse, montaña difícil que comparte el famoso Collado Sur con el gigante Everest. Desde Córdoba le felicitamos por otra gran cumbre. Él, nos mándó hace unos días una carta desde el Campo Base que os adjuntamos, como conmemoración de una conquista histórica para el montañismo cordobés a nivel deportivo, pero también, como celebración del valor de la amistad en el deporte.
Un saludo.
José Baena Roca.
Ricardo Guerrero Martínez
.
El espíritu Córdoba 2016 aún se siente en el Campo Base del Everest un año después.
…Hace viento, el frio es soportable, miro el reloj y el altímetro marca 8.848, hace más de 11h que estoy andando, llega un momento en que no puedo progresar más, ahora sí estoy en la cumbre de la montaña más alta de la tierra, el Everest. Soy la persona más feliz del mundo, y no es por estar donde estoy, si no por estar acompañado de dos fantásticas personas, Coco y Pepe pertenecientes a la expedición Córdoba Everest 2008.
Un año antes tuve la suerte de poder bajar de la cima del Cho Oyu solo, una ascensión Non Stop desde el campo base y sin oxigeno, pero en esta vida todo tiene un precio, llegué al Campo 3 a 7500 metros destrozado, no podía avanzar más, mucha de la gente que esperaba para ascender al día siguiente me echó una mano, pero no podía tragar líquidos, todo lo solido lo vomitaba… pensé que no había nada que hacer, hasta que oí a alguien que decía: “dejarme a mi”., me abrió la boca y me puso un trozo de Jamón Ibérico de tierras Cordobesas , no tuve ni que masticar! se deshacía solo y poco a poco me fui recuperando, hasta poder dar las gracias a esas personas del jamón como no, Coco y Pepe que al día siguiente colocarían la bandera de Córdoba en la cima de la sexta montaña de la tierra, el Cho Oyu 8.201m.
A partir de ahí surgiría una amistad que nos llevaría a pasar buenos momentos a la vuelta a Katmandú, pero también a programar un próximo objetivo como fue el del Everest 2008 en donde tuve las suerte de compartir la logística del Campamento Base y también la cima el día 21 de mayo de 2008, una de las mejores ascensiones que he podido compartir.
Hoy 5 de mayo del 2009 vuelvo a estar en el Campamento Base del Everest, esta vez para intentar escalar el Lhotse de 8.516, unos cientos de metros inferior que su vecino el Everest pero quizás algo más técnico. La soledad me invade pues esta vez estoy solo, me acompaña el Sherpa Ang Pemba, con el cual espero conseguir mi siguiente objetivo. Solo los recuerdos y momentos compartidos con vuestros Sherpas de hace un año, hace que me sienta acompañado…de hecho el espíritu Córdoba 2016 aún se siente en el Campo Base del Everest un año después.


Gracias por todo amigos, Xavi.
Campo Base. Primavera de 2009.

foto: Parte del grupo de cumbre con el hijo de Edmund Hilary en el monasterio de Teanboche (Nepal 2.008). Xavi Arias a la izquierda.