viernes, 16 de mayo de 2008

Ricardo, (Coco)


Desde que en octubre pasado pisamos la cima del Cho Oyu (8201 mts) y nos aparecía a lo lejos, sugerente e inmensa la montaña de las montañas, "el Everest"; vimos con claridad que el reto de Córdoba, debía de llegar a realizarse. Sólo quedaba un escalón más y la montaña, a menos de 30 km de distancia, nos invitaba.

Desde este otro lado, en un atardecer a 7100 metros de altitud y por el cual ya hubiese valido la pena venir, el Cho Oyu nos devuelve esa imagen.

Apenas unos días para intentarlo, con las fuerzas casi intactas, y el ánimo y las ganas desbordadas, llevamos en la mochila un mensaje de Córdoba al mundo.


Ricardo Guerrero.

Campo Base Everest, 13 de mayo de 2008.